Entrevista con familia anfitriona Correa Maldonado

Una de las experiencias más divertidas y valiosas que tienen nuestros voluntarios durante su estadía en el Ecuador es vivir y compartir con una familia anfitriona Ecuatoriana. Para compartir un poco de esa experiencia con ustedes decidimos entrevistar a una de nuestras familias anfitrionas cada mes. En septiembre dimos una visita a la familia anfitriona Correa Maldonado, que consiste de Franklin (39) y Viviana (37), sus hijos Alejandro (20) y Anahí (15) y la mamá de Franklin, Marty (60). Viviana nos recibió, alegre como siempre.

¿Cuánto tiempo llevan como familia anfitriona para Local Dreamers?
Viviana: ya mas que tres años. Comenzamos en el 2015 con el voluntario Rick Janssen y fue maravilloso.

¿Y cómo conocieron a la fundación?
Viviana: porque vi a dos chicas bajando por mi barrio. Como eran rubias y gatas les seguí y pregunté quienes eran y que hacían aquí. Me dieron la dirección de la fundación y me fui a hablar con ustedes. Así comenzó todo.

¿Cómo describirían la experiencia de vivir junto con voluntarios extranjeros?
Viviana: para mi el tiempo que están los chicos siempre es muy divertido. He aprendido mucho de la cultura holandesa y tengo mucha curiosidad de irme ahí.

De su experiencia, ¿cuáles son las diferencias culturales más grandes entre los voluntarios, y los Ecuatorianos?
Viviana: en mi opinión realmente no hay muchas diferencias. Entre Holanda y Ecuador como países si hay algunas diferencias como por ejemplo que en holanda es mucho mas seguro. Pero entre las culturas no veo muchas diferencias.

¿Cuál era el momento más divertido que han tenido con un(a) voluntario(a)?
Viviana: cuando aprenden el español. Se confunden palabras. Eline por ejemplo pensó que un abogado era un aguacate y dijo que en Holanda cuesta un dólar. También dijo una vez que iba a venir su hijo, pero quería decir tío. Era muy divertido.

¿Que opina usted de Local Dreamers?
Viviana: para nosotros nos resultó excelente. Los chicos son una compañía y es bonito aprender de otras personas. Son lindas experiencias. Lo feo es que se acariña con los chicos y luego se van y dejan un espacio vacío y todos lloran.

© Local Dreamers, entrevista con la familia anfitriona Correa Maldonado

Leave a Reply